Los niños con TEA muchas veces tienen comportamientos extraños, como chasquear o caminar en puntas de pie; que pueden estar relacionados a la ansiedad, defensividad táctil (aversión al tacto) o pueden ser auto-estimulantes. Los niños con TEA que tienen dificultades para responder y regular los estímulos internos y externos y son hiper-reactivos a la entrada sensorial ordinaria, y pueden exhibir defensividad sensorial, o realizar comportamientos auto-estimulantes para reconfortarse.
Los comportamientos de auto-estimulación son posturas y movimientos del cuerpo repetitivos o estereotipiados. Incluyen manierismos de las manos, como el aleteo, torcer los dedos, fortar o retorcer las manos; del cuerpo, como el balanceo y oscilar; y posturas extrañas; de las manos, dedos o brazos. A veces involucran objetos al lanzar o girar cosas. Estos manierismos parecerían no tener ningún significado o función, aunque sí pueden ser significantes para los niños al proporcionar estimulación sensorial, comunicación para evitar demandas, o para pedir un objeto o atención; y también son tranquilizantes cuando están ansiosos o preocupados.

3 pensamientos sobre “Estereotipias Motoras

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*
Website