Resumen:

En este articulo, se revisan los antecedentes y definiciones de la ToM. Se concluye que las fallas  en la ToM tiene una utilidad limitada en la explicación de algunos de los déficits hallados en TEA pero que su estudio fue de inmensa utilidad en mejorar el entendimiento de dichos hallazgos.

 La teoría: Historia y Terminología

En 1985, , Baron-Cohen, Leslie, y Frith publicaron un articulo que modificó radicalmente  los pensamientos etiológicos acerca de los TEA: ellos postularon que los niños con TEA presentaban un déficit en la “teoría de la mente” (ToM).

El término fue tomado de otros autores  Premack y Woodruff (1978), Dennett (1978) y Pylyshyn (1978).  Estos filósofos propusieron que un test critico para determinar si un sujeto tiene  ‘ToM’  es evaluar su capacidad para predecir el estado de otro sujeto basándose en una creencia falsa.

Baron-Cohen et al. (1985) evaluaron esta capacidad en los niños con TEA utilizando el ahora clásico test de ‘Sally Ann’. En el la protagonista  (‘Sally’) esconde un juguete en una caja y sale del cuarto. Luego entra Ann toma el juguete y lo ubica en una canasta y sale de la habitación. Vuelve a entrar Sally al cuarto. Entonces se le pregunta al niño que va a ser testeado ¿Dónde buscará Sally el juguete?

Para que responda en forma correcta  el niño debe creer que Sally tiene la falsa creencia de que el juguete aun esta en la caja y que por eso ahí será donde lo buscará.

Otro test frecuentemente usado es mostrarle al niño una caja de fósforos y preguntarle ¿qué crees que hay en la caja? Los niños pequeños usualmente responderán “fósforos”, pero luego se les muestra que la caja tiene botones (o cualquier otro objeto pequeño) Luego se cierra la caja otra vez y se le pregunta al niño que pensaría que hay en la caja alguien que no ha visto los botones ¿

También se realizaron pruebas mas complejas para niños de mayor funcionamiento.

En su estudio original  BaronCohen et al. (1985) demostraron que el 80% de los niños de bajo funcionamiento fallaron en las primeras ( las cuales se esperan ser aprobadas aproximadamente a los 4 años por un niño NT). Niños con diferentes trastornos del aprendizaje no autistas, sin embargo, no mostraron esas fallas.

En un segundo estudio se evaluó, mediante pruebas mas complejas al 20% de los niños que había pasado el primer test ( los cuales se esperan ser aprobadas aproximadamente a los 8 años) y el 100% de los niños falló.

Estos hallazgos hicieron que los autores postularan que el déficit de la ToM, representada como las fallas en pasar test de falsas creencias, es la causa psicológica de los trastornos sociales y comunicacionales que se observan en los TEA y que así, si uno no puede entender las creencias del otro esto lo llevaría a ser social y comunicacionalmente egocéntrico.

Inicialmente los autores postularon que otras características de los TEA, como los intereses restringidos y las conductas repetitivas, también podrían relacionarse con un déficit en la ToM. Sin embargo hoy en día ya no se cree que sea la “única causa” de las características halladas en los TEA.

En la década siguiente el déficit en la ToM se transformó en la principal hipótesis de investigación. Sin embargo surgieron algunas criticas:

1)  La primera de ellas es que un 20% de los niños pasaba el test de Sally Ann, con lo cual no podría decirse que es una característica universal de los TEA.

Además se demostró que los adultos con SA pueden pasar ambos tests. Sin embargo se especula que los individuos con SA “aprenden” a responder correctamente usando razonamiento compensatorio y que fallan en pruebas mas complejas como 1) “el test de historias extrañas” ( ‘Strange Stories test’) , los cuales evalúan la capacidad de comprender los usos no literales del lenguaje x ej ( sarcasmo, ironía, mentiras blancas o metáforas) , 2)  el test de los ojos  ( the ‘Eyes test’,) en el cual el participante debe leer  el estado de ánimo de una persona únicamente mirándolo a los ojos y 3) el test  ‘Faux Pas test’,  que evalúa la capacidad de razonamiento acerca de las reacciones de un tercero ante conductas socialmente inapropiadas.

Estos test no evalúan en su totalidad las “falsas creencias” sino que engloban  una serie de características que hacen que una persona entienda como otra persona se siente o piensa.  Por lo tanto es mas probable pensar que es este el déficit universal de los TEA y no las fallas en reconocer las falsas creencias.

2) Otra critica a la teoría del déficit de ToM es que un porcentaje de niños con otras patologías ( x ejemplo Síndrome de Down y varios grupos de discapacidad intelectual) también fallan en el test de Sally Ann, lo cual indica que este hallazgo no es especifico de TEA.  Si el déficit de ToM seria la causa del autismo, estos otros grupos también deberían presentar dificultades sociales y emocionales típicas de TEA.

3) Una tercera critica fue postulada por Hobson (1993) quien postuló que las alteraciones en el procesamiento emocional son la característica universal de los TEA y que el déficit de ToM no tiene esto en cuenta.

4) El argumento final en contra de esta teoría se refiere a que los niños neurotipicos no pasan el test de Sally Ann hasta los 4 años, por lo cual su déficit no podría explicar las anormalidades en las conductas sociales y comunicacionales que se presentan antes de los 3 años de vida..

A pesar de estos argumentos en contra de la ToM  se continua creyendo que el déficit en entender los pensamientos y creencias de terceros es una característica central de los TEA. El termino ToM cobro una publicidad notable en el último periodo y actualmente engloba a definiciones mas amplias que la original incluyendo “mentalización” “lectura de la mente” y demás conceptos que incluyen a otras funciones primarias como la atención conjunta y la empatía.

En este articulo se reserva el uso del termino ToM para su concepto original y el término “lectura de la mente” se utilizará para definir un amplio espectro de capacidades que tienen los individuos neurotipicos desde la infancia a la adultez para comprender el estado emocional de otros sujetos.

El término “mentalización”  (‘Mentalizing’)  se usará para referirse a la capacidad de representar distintos estados mentales emocionales, perceptuales o epistémicos.

 

Consecuencias de los trastornos en la ToM

El déficit en la ToM tiene efectos predecibles en el comportamiento que pueden evidenciarse claramente en el grupo de individuos que no tiene TEA pero que no puede pasar el test de Sally Ann ( niños NT menores de 4 años, niños con trastornos sensoriales severos e individuos de cualquier edad con retraso mental moderado o severo). En ellos,  sus interacciones sociales y comunicacionales tienden a ser egocéntricas ya que no consideran el punto de vista, pensamiento y sentimientos ajenos.

A pesar de ello, estos grupos son por definición no autistas ya que presentan empatía y deseo de interacción social ( incluso a veces en forma exagerada) la cual esta universalmente afectada en los TEA.

Por ello el trastorno en la ToM no puede ser la única causa del TEA. Sin embargo, contribuye sin dudas a estos trastornos

 

Teorías que intentar explicar el déficit de ToM en TEA

1)  Metarepresentación defectuosa-  Perner (1991) define la metarepresentción como la relación que existe entre una representación y lo que realmente representa.

2) Trastornos en el razonamiento complejo o relacional.: se refieren a razonamientos condicionales ( si A entonces B pero si C entonces D). Algunos autores demostraron que los individuos con TEA presentan dificultades en ciertos tipos de razonamientos complejos independientemente de si involucran estados de ánimo de otros individuos. Bowler et al. Explico estos hallazgos como un problema del “procesamiento relacional” que involucre relaciones de 3 vias

3) Dificultades en el “procesamiento de la información compleja” (Minshew et al., 1997; Williams et al., 2006) postulan  que esto se debería a la disfunción ejecutiva y a una alteración en la capacidad de integrar la información de diferentes áreas cerebrales ( coherencia central débil)

4) Trastornos en el lenguaje: ya sea en general o en dificultades semánticas-pragmáticas y en el uso del lenguaje interno.

5) Disfunción ejecutiva: especialmente dificultades en inhibir respuestas basadas en la realidad ( el juguete REALMENTE esta en la canasta) o en la imaginación ( si las vacas volasen …) Sin embargo en otras patologías que presentan disfunción ejecutiva no se ve alterada las pruebas de ToM ( ej ADD)

Sin embargo ninguna de estas teorías explica completamente , por si sola, los déficits en ToM hallados en los TEA.

 

Teorías que implican capacidades que deben adquirirse en los dos primeros años de vida.

Los niños NT desarrollan alrededor del  final del primer año de vida conductas que evidencias empatía social temprana como la atención conjunta y el señalamiento protodeclarativo. Ya al 2 0 3 año de vida pueden entender el concepto de falsas creencias. Estos hallazgos están alterados/ ausentes en TEA, incluso en pacientes con SA.  Algunas de las teorías que intentan explicar estos déficits en TEA incluyen:

Teorias Modularistas:  Baron-Cohen (1995) sostienen que los déficits en las relaciones de triadas, con la consecuente alteración en la ToM se debe a un trastorno en los mecanismos de atención conjunta  ( teria que se encuentra en relación con los conceptos de metrapresentación). Sin embargo esta teoría no explica porque los niños con TEA también fallan en relaciones diádicas (uno a uno)

Defectos en la Mentalización: El término “mentalización”  (‘Mentalizing’)  se usar para referirse a la capacidad de representar distintos estados mentales emocionales, perceptuales o epistémicos. Frith (1989) propone que los niños con TEA  no pueden inferir las emociones/ estados mentales de terceros lo cual produce como consecuencia el déficit en las relaciones triangulares y en la ToM.

Sumandose y expandiendo a esta teoría , Frith and Happe´ (1999; ver  Frith, 2003; Happe´, 2003) sugirieron que la incapacidad de la mentalización podría no referirse únicamente a terceros sino también a una incapacidad de comprender los propios estados mentales ( a veces llamada metacognición). Sin embargo los estudios acerca de déficit en la metacognición en TEA son contradictorios.

Trastornos en la Simulación: En esta teoría el termino “simulación” se usa para referirse a la capacidad de acceder a un estado mental propio y de esta forma “imaginarse” o representar lo que otras personas sienten o piensan ( es decir ponerse en el lugar del otro)

En conclusión las teorías modularistas identifican las dificultades que tienen los individuos con TEA para representarse los sentimientos/pensamientos de terceros. Sin embargo no explican el mecanismo por el cual este trastorno se produce ni porque se ven afectadas las relaciones diádicas, las cuales serían independientes de estas habilidades.

 

Teorías que implican capacidades que deben adquirirse en el primer año de vida.

Los niños NT en el primer año de vida desarrollan relaciones diádicas,  a veces llamada intersubjetividad primaria, como la sonrisa social, mantener la mirada, inicializar la toma de turnos en las “protoconversaciones”  o juegos tipo ¿Dónde esta?. Estas relaciones e caracterizan por compartir emociones  y la imitación de los gestos, vocalizaciones y actitudes de terceros.  Además la respuesta es preferencial a estímulos sociales y mantienen cierta ritmicidad y sincronicidad.

El análisis retrospectivo de videos de niños que luego serian diagnosticados con autismo muestra alteraciones en estos patrones diádicos en nenes menores de un año, aunque a veces los síntomas no son evidentes tan tempranamente.

a) Kanner (1943) sostenía que el autismo era consecuencia de una incapacidad innata de establecer relaciones afectivas con otros. Recientemente Hobson (1993- 2002), en forma similar piensa que esta alteración en relacionarse con otros también hace que los bebes no noten que los otros tienen relaciones emocionales hacia ellos y asi no pueden diferenciar personas (con sentimientos) de objetos y se pierden las bases de la representación interna de los estados mentales de terceros.

b) Algunos otros sostuvieron que el trastorno en TEA se debe a una falta innata de la capacidad de empatía. (Brothers, 1997; Baron-Cohen, 2005). ‘Empatía ’ puede referirse a la mirada reflexiva especular de sentimientos y emociones de otros o también al entendimiento de estos sentimientos.

c) Otros autores sostienen que un trastorno temprano en la imitación sería la causa fundamental de los TEA. Lo que se relacionaría con un trastorno en las “neuronas en espejo” . sin embargo, la evidencia científica que demuestre dichas alteraciones es controversial.

d) A si mismo se postula un déficit en la orientación social, esta se refiere a la capacidad innata de los bebes a preferir estímulos sociales  a otros.

En conclusión, existe convergencia de opiniones acerca de que los trastornos en establecer relaciones diádicas sería la base de los TEA, aunque aún no se sabe porque mecanismo se produce.  Las teorías mencionadas representan explicaciones posibles que no se excluyen entre ellas.

Texto modificado de:  

Rol de la Teoría de la Mente ( ToM): Explicaciones psicológicas para los déficits socio-comunicacionales hallados en los  TEA. Jill Boucher

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*
Website